MISS CHILE 1969:
Recordando con Mónica Larson, la Miss Chile de todos los tiempos
Quisiera que me sigan recordando como me recuerdan hoy: con cariño y simpatía y sobre todo, quisiera que supieran que a pesar de vivir desde hace tanto tiempo fuera de Chile, adoro mi país y a los chilenos.
Mónica junto a su marido
"Moderna, inteligente, culta, encantadora, preciosa", fueron algunas de las calificaciones que Mónica Larson recibió una vez coronada Miss Chile. De la noche a la mañana el país quedaba rendido a los pies de esta chilena de 24 años, que con sencillez ganaba un concurso de belleza y de paso el cariño de los chilenos.
Mónica había logrado demostrar a l país que los concursos de bellezas eran algo más que una corona obtenida entre gallos y media noche y se podía ser el centro de la noticia por mucho tiempo... ¡años!
Su vida de modelo en París; sus estudios en Versalles; sus apariciones en reportajes de moda y su formidable belleza, fueron creado poco a poco, el mito que hoy evoca su nombre.
Ya ha pasado mucho tiempo de esa época, pero con la curiosidad que evoca y por el simple gusto de recordar su nombre, en Chilean Charm le realizamos esta entrevista que sin exageración titulamos "La Miss Chile de todos los Tiempos".
CONVERSANDO CON MÓNICA LARSON EN 2008
Comencemos con una de sus primeras fotos para Paula en el Sur de Chile ¿Qué recuerda de eso?
Lo primero que se me viene a la mente es el frío ya que algunas fotos las realizamos a pies pelados sobre el hielo o la nieve, pero fue increíble. Roberto Edwards -entonces fotógrafo- era un hombre que contagiaba con su energía y dinamismos y nos olvidábamos de todo. Fue en sitios y paisajes increíbles que ni me imaginaba pudieran existir en Chile. También me acuerdo que en el equipo de Paula, aparte de Constanza Vergara, Luigi , estaba Isabel Allende, quien vendría a ser después esta gran escritora. Nos alojamos en una linda casa que nos puso la Municipalidad y en donde una mañana amanecimos inundadas (flotaban los vestidos, las pelucas, todo) y donde la escalera parecía las cataratas del Niagara: durante la noche se habían reventados unas cañerías ¡Estoy viendo a nuestra famosa escritora con un balde y escoba ayudándonos a sacar el agua!

Y se fue a vivir a París y desde allá se presentó al Miss Chile ¿Por qué?

En realidad, fue sin pensarlo ya que Roberto Edwards (dueño de revista Paula) se le ocurrió entonces retomar los antiguos concursos de belleza que antes hacia la revista Zig Zag y como yo había hecho fotos con él, me pidió poner mis fotos como candidata. ¡Yo acepté sin pensar jamás en concursar y menos en ganar!


Pero, arrasó con las votaciones de los lectores de la revista y tuvo que competir por la clasificación de las 15 semifinalistas en el Hotel Carrera...
Prácticamente fue ahí, esa noche, donde conocí a las otras candidatas. Había recién llegado a Chile el día anterior. También recuerdo la vergüenza y timidez de tener que desfilar en ropa de baño. Me me encontraba muy flaca y nada de atractiva. 

¿Hay algo que quisiera contarnos de ese momento, más allá de lo que podemos leer en la prensa?
No recuerdo nada en especial, pero no puedo olvidarme la emoción, los nervios, las lágrimas (¡las pestañas postizas que se me despegaban con la inevitable llorada!) y a la salida del teatro, el cariño de la gente, los abrazos y apretones.

¿Cómo se preparó para el Miss Universo?
Lo primero que hice después de ganar, fue oscurecerme el pelo ya que decían que no tenia un tipo chileno muy marcado (hasta hoy no sé cuál es el tipo de la chilena ya que somos todas tan diferentes).
Me preparé en forma acelerada y a fondo en el gimnasio de Rene Castel. Además tomé cursos de cueca. Por otra parte, los organizadores me prepararon un guardarropa espectacular con las mejores boutiques y diseñadores del momento, como Marco Correa de Tai, Laura Rivas, Shock, Vogue, por nombrar algunas. 

Por primera vez una ganadora obtenía ese vestuario y premios y era tan popular ¿Sintió presión de lograr un buen lugar en el Miss Universo?
De cierta manera sí; sobre todo porque quería dejar bien puesto a mi país y era tal la expectativa que se había depositado en mí, que me aterraba. Tanto así que al ver que no gané, no quería regresar a Chile. 

Se cuenta que como no estaba permitido llevar peluquero y Luigi se escondía para peinarla ¿Fue así?
Es cierto, no estaba permitido y Chile fue el único país que llevó su propio peinador.
Además Luigi era un genio y no solo con el peinado y maquillaje. También con todo el look en general, por ser él una persona muy artista. Cuando se enteraron otras   misses, hacían cola para que Luigi las peinara. Todo esto a escondidas para que no supieron los organizadores.

¿Cómo fueron esos días de competencia?
Emocionantes, diferentes, agotadores y por momentos, de gran nerviosismo y angustia. Las misses se juntaban por continentes o idiomas. Para los organizadores lo más importante eran los shows y por eso mismo, todo giraba alrededor de los ensayos, que eran agotadores. Sin embargo, debíamos estar siempre lindas, impecables y con la mejor sonrisa y el mejor humor ya que muchos de los jueces circulaban por ahí sin saber nosotras quienes eran.

¿Quién era su compañera de habitación?

Mi compañera de habitación era Miss Bolivia y nos hicimos amigas. También me hice amiga de Miss Filipinas -quien casualmente resultó la ganadora- y algunas otras. Entre ellas mis Congo, con quien hablábamos en francés y quien me contó que cuando regresara del concurso a su pueblo, tendría que casarse porque su padre la había cambiado por un lote de cabras.

Llegó la noche de la elección y quedó entre las semifinalistas ¿Estuvo conforme con la pregunta que le hizo Bob Barker o hubiera preferido otra?
Hubiera preferido que me preguntara sobre mi país (sobre todo, pensando que me había preparado para eso) aunque comprendo que me preguntó sobre jardines, porque sabia que había estudiado Horticultura y Paisajismo en Versalles.

Esa noche usó extensiones en el pelo ¿Fue idea suya o de Luigi? ¿Estuvo conforme cómo se vio durante las tres presentaciones?
En ese momento los postizos eran la moda y a pesar de tener yo bastante pelo y largo, a Luigi le encantaba poner extensiones o postizos. La gran mayoría de las misses los usaban. En cuanto a cómo me veía, sí, me gustó como me arreglé y vestí en las tres presentaciones.

Llevó un traje de noche, realizado en cobre y lapislázuli, pero finalmente usó otro ¿Por qué?

Usé el de cobre y piedras chilenas en una presentación y en otra, un lindo vestido blanco con diseños geométricos (bordados) de Marco Correa. El vestido de cobre era muy incomodo, pesaba mucho; por otro lado pienso que era muy lindo para un desfile, pero no servía para un concurso de belleza ya que no dejaba ver las formas del cuerpo. Finalmente los que decidían que me ponía eran Constanza Vergara y Luigi.  

¿Ahora que con el acceso a Youtube se puede ver el video del concurso, ha tenido la oportunidad de verse?
No, nunca he tenido la oportunidad de ver el video. 

Ni Brasil ni Chile, que eran dos favoritas, quedaron en las cinco finalistas ¿Qué cree buscaba el jurado?
Yo creo que en esos momentos Estados Unidos tenía cierto interés en otros países y ese fue el motivo porque otros ganaron y clasificaron.

¿Cuáles fueron sus candidatas?
Miss USA y Miss Brasil
Todos quieren felicitarla
Foto oficial en Paula
Peinada por Luigi
Noche de elección
¿Que cambiaría ahora de su participación?
Opino que con la experiencia que me ha dado la vida, me hubiera gustado ser mas canchera, segura, coqueta y ambiciosa.

En 1970 volvió definitivamente a Chile ¿Le costó ambientase luego de haber vivido en Europa?
De cierta manera sí, sobre todo pensando que viví en París, y París... es París..

Ese año volvió a las páginas de Paula cuando realizó la moda en Tahití, junto a Soledad Errázuriz ¿Cómo fue ese viaje?
Tengo muchos buenos recuerdos. Fue un maravilloso y lindo viaje. Tahití era un lugar bello, con las puestas de sol y colores más espectaculares y una gente encantadora. Causamos revolución en la isla. Todo este grupo lleno de energía y brillo, con ropas elegantísimas y diferentes. Salimos en toda la prensa y fuimos invitados por todos.
Roberto Edwards tuvo la idea hacer fotos imitando los cuadros de Gauguin. Entonces Luigi se quedaba hasta el amanecer, cosiendo como la de los cuadros de Gauguin. Armando todo para que las fotos quedaran lo más parecidas a las pinturas.

Luego se casó con el hijo del presidente peruano Fernando Belaúnde Terry y se fue a vivir a Perú. ¿Fue difícil dejar el brillo y la fama de reina atrás?

No, en absoluto. Estaba enfrentando una nueva etapa de mi vida muy enamorada y llena de emociones nuevas. Además, en un lindo país, diferente y con gente muy alegre y cálida.

¿Qué rumbo tomó su vida una vez radicada en Perú?
El de formar una familia y por un tiempo estar de cierta manera, por razones familiares, muy cerca del poder político (algo muy interesante). Además, incursionar en algo nuevo para mí como el del arte, por tener una galería de arte, antigüedades y decoración.

Resumiendo su paso por los concursos de belleza ¿qué piensa fue lo positivo y lo negativo de esa experiencia?

Primero lo negativo: el no haber podido llevar la corona de Miss Universo a Chile, y lo positivo, que es mucho y podría se por ejemplo, el que fue una linda experiencia y oportunidad de mejorar de cierta manera. Sobre todo la satisfacción hasta el día de hoy, de ver la simpatía y el cariño de muchas personas. 

¿Si pudiera regresar a esa época volvería a presentarse a Miss Chile?
Sí, volvería a presentarme.  

¿Ha vuelto a tener contacto con otra candidata del Miss Chile 1969?
Ocasionalmente me he encontrado con algunas.

¿Sigue los concursos de belleza?
Los de Miss Universo, sí.

Después de cuarenta años sigue siendo un de las más famosas Miss Chile ¿Cómo le gustaría que la recordaran los chilenos?
¿Tanto tiempo no? Me parece ayer. Quisiera que me sigan recordando como me recuerdan hoy: con cariño y simpatía y sobre todo, quisiera que supieran que a pesar de vivir desde hace tanto tiempo fuera de Chile, adoro mi país y a los chilenos.
También que sepan que me siento muy chilena y por el hecho de vivir fuera, estoy consciente que en todo lo que hago y como actúo, estoy representando siempre a Chile... y lo tengo que hacer bien.
® Por Ricardo Güiraldes, Junio 2008. Especial para Chilean Charm
ENTREVISTA A MÓNICA LARSON EN 1969
Chilean Charm reproduce parte de la entrevista que la periodista Malú Sierra realizó a Mónica Larson en revista "Paula", antes de que partiera al Miss Universo.

!Por fin una Miss Chile "como se debe"! ¡Ahora sí que tenemos posibilidades de tener una Miss Universo! !Que linda es! ¡Que Dios la bendiga! Estas y otras exclamaciones despertaba a su paso Mónica Larson, que ha sido, sin duda, la Miss Chile más homenajeada de los últimos años. Partió a Miami feliz, segura del afecto de los chilenos y con muchas esperanzas de conseguir para su país el cetro mundial de la belleza. Y la verdad es que tiene posibilidades porque además de bonita es encantadora, tiene estupenda figura, camina como una reina y sabe desenvolverse en cualquier ambiente. PAULA está orgullosa de Mónica y espera lograr a través de ella "una Miss Universo para Chile". Tiene 24 años y una mirada llena de candor. No es ingenua. Tampoco pretende serlo. Pero todo en ella respira pureza, alegría, sencillez.
Una frente despejada que ilumina sus ojos muy abiertos, sin malicia, sin dobleces. Una nariz perfecta, una boca llena de risas. Alegre. "Me gusta la vida. Me gusta sentir que estoy viva. Lo único que no soporto es la monotonía, creer que estoy perdiendo el tiempo". Dice muy seria.
Cuando conversa nadie diría que es una reina de belleza, un monumento a la frivolidad. "Yo no me considero frívola en absoluto", advierte.
Todo le interesa y se desenvuelve sin problemas en cualquier tema. Le gusta leer, se apasiona por su carrera de diseñadora de jardines, nunca le ha hecho el quite al estudio y tiene cultura general por sus viajes hechos "a pulso".
Durante mucho tiempo trabajó ad-honorem. Primero en poblaciones, enseñando a cocinar, haciendo clases de religión, de costura, de puericultura, después en el Hogar de Ancianos "donde hasta tenía que lavarle los pies a los viejitos" y, finalmente, como Arsenalera en el Hospital San Borja.
"Entré como voluntaria de Hospital pero nos dieron la oportunidad de hacer un curso y yo me metí. Al principio casi me moría con sólo ver sangre. Y la sensación que se tiene al entrar a un pabellón es muy especial. Uno siente que es responsable por otra persona. Las miradas de los enfermos parecen decir "ayúdeme" y a veces lo dicen con palabras. Uno se olvida de todo lo demás". Un día llegaron a su casa a ofrecerle que fuera modelo para un desfile. Le pagaban. "No me atrevía. No tenía idea cómo se hacía. Me daba un poco de susto". Pero lo hizo y luego hizo otros. Paula la conoció y le ofreció que hiciera las fotos de la colección otoño-invierno junto a Miss Paula, María Angélica Délano.
Reunió todo el dinero que pudo y partió a París con una amiga y allá aconocía a chilenos y encontró pronto algunos trabajos ocasionales.
"Ayudé a decorar un los jardines de un Drug-Store y después trabajé con el modista Ungaro,. Además estudiaba paisajismo en una escuela particular y sobretodo paseaba. Me levantaba al alba y salía a recorrer la ciudad. Me iba a la orilla del Sena y paseaba horas caminando".
"Leo mucho, sobre todo latinoamericanos. Me emocioné mucho con "Cien años de Soledad", de Gacía Márquez. Estaba en París y lo leía en la calle, en los metros, en todas partes. Lo terminé en dos días y después lo volví a leer".
"No me considero frívola pero tampoco pretendo ser intelectual", dice con mucha sencillez.
En esto estaba cuando se presentó al Miss Chile. Triunfó y ahora espera representar en Miami, ante el resto del mundo, a todas las chilenas. Para ello lleva un guardarropa fabuloso confeccionado por las mejores boutiques de Santiago.
"Creo que nunca nadie ha llevado ropa tan bonita" dijo Mónica cuando la vio. "Estoy segura que me ayudará mucho a tener seguridad en mí misma, a sentirme que estoy bien". Además, junto a ella y a la Editora de Modas de "PAULA", va Luigi, el mejor peluquero de Santiago, que se encargará de que "la reina", como le dice, esté siempre bien peinada y bien maquillada.
Pero Mónica ha tenido una pequeña molestia que ha ratos ha conseguido entristecerla. Sus adversarios -pocos- insisten en que su tipo no es chileno. "La primera vez que lo oí casi lo creí pero después pensé ¿Qué es el "tipo chileno"?
Y llegué a la conclusión que no existe un tipo tan definido como para que a mí me consideren poco menos que extranjera por tener un tatarabuelo alemán. En todos los grupos sociales hay rubias (y yo no soy rubia) y mujeres de ojos claros. Salvo que se considere que la chilena tiene que tener tipo araucano, no hay un tipo chileno.
El hecho es que ella se siente representante de la mujer chilena y espera hacerlo bien.
Por sobre todo ella se siente una mujer común y corriente, con los anhelos y las esperanzas de cualquier mujer. Quiere casarse, ser feliz y tener muchos hijos."No he sido muy polola. Sólo lo he hecho cuatro veces y nunca he estado de novia, pero creo en el amor y estoy segura que algún día me voy a enamorar", asegura.
® Especial para Chilean Charm
CONCURSO MISS CHILE 1969 > CONCURSO MISS UNIVERSO 1969 > LA MODELO MÓNICA LARSON >
CONTÁCTANOS
LINKS
QUIENES SOMOS
Creador y Director de Chilean Charm: Ricardo Güiraldes. Asesor Legal: Christián Vidal Beros
® Todos los artículos publicado son originales de www.chileancharm.com. Prohibida su reproducción total o parcial
www.chileancharm.com